La ligona sobre Tinder en silla sobre ruedas que rompe tabГєes sexuales

La ligona sobre Tinder en silla sobre ruedas que rompe tabГєes sexuales

La bloguera con discapacidad cuenta sus experiencias vitales en BerlГ­n: incluidas las mГЎs Г­ntimas. “El sexo con discapacidad serГ­В­a lo mismo que sin discapacidad: estriba en alcanzar al orgasmo”.

Laura Gehlhaar lo dispone de cómodo para enlazar. Por lo menos de este modo ha sido hasta que ha querido por medio de aplicaciones como Tinder. Realiza dos veranos se abrió una cuenta en esa red de contactos desplazándolo hacia el pelo a esta chica rubia sobre ojos claros no le faltaron candidatos con las que citarse. Corrían las días de estío desplazándolo hacia el pelo su ritmo de encuentros con hombres era, según conviene en calificarlo: “industrial”.

“Veía a dos o tres hombres por semana: vi: sobre veras: a gran cantidad de hombres”: cuenta a EL ESPAÑOL esta joven escritora alemana nacida realiza 34 años de vida en Düsseldorf desplazándolo hacia el pelo afincada en Berlín desde permite casi la lapso. Hacer aprovechamiento de este modo sobre Tinder nunca es magnifico. Tampoco puede parecer insólito en una chica de incuestionable interesante como Gehlhaar. No obstante, ella se ha convertido en pocas semanas en la voz alemana de aquellos que reivindican normalidad frente al rechazo que muchos todavía experimentan al verse confrontados a alguien que: como ella: va en silla de ruedas.

A Gehlhaal la sentaron en una silla de ruedas a las 22 aГ±os por motivo de que una enfermedad muscular le impedГ­a guardar sobre pata. Las extremidades inferiores dejaron de sostener su peso. La musculatura de su espalda AdemГ­ВЎs se ha debilitado. Andar erguida se le terminГі practicando inalcanzable.

Laura ha visto en Tinder a su actual pretendiente. Lleva con Г©l dos aГ±os de vida.

Gehlhaar: en las días de ligues en Tinder, aplicación con la que terminó encontrando a su actual pretendiente –lleva ya con él 2 años–: observó cómo su discapacidad se convirtió en una suerte de “filtro”. “La personas que me respondía en Tinder lo hacía por motivo de que por supuesto que les causaría un fin cierto: por motivo de que en mi perfil yo tenía una forma en la cual se me veía en silla sobre ruedas: seguramente había gran cantidad de que no me decían ninguna cosa porque nunca querrían discapacidad en sus vidas”: expone esta joven.

A su entender: esa foto suya en silla sobre ruedas le permitió reconocer a “mucha personas buena”. Le cuesta acordarse citas que salieran efectivamente mal. Si eso ocurría: el fiasco se producía por motivo de que “a veces, en esto de estas citas en Tinder, sencillamente acontece que acabas con una sujeto que, por lo que sea, a los cinco minutos, te realiza preguntarte qué hago acá?”: abunda Gehlhaar.

SEXUALIDAD EN SILLA sobre RUEDAS

La novia es excesivamente consciente sobre que gran cantidad de sobre los miembros masculinos que estaban en la red que podían interesarse por la novia pueden convertirse con facilidad en la desilusión. “Me llevó poquito lapso y un poquito más de citas con hombres dar con el camino preciso en la jungla de las citas. En un segundo dado: dejé sobre dejarme escoger por chicos que sólo me verían igual que un ví­a para obtener a la practica sexual exótica”, señalaba Gehlhaar en la flamante entrada de su blog.

En esa website desplazГЎndolo hacia el pelo un texto suyo sobre nuevo publicaciГіn en Alemania: Gehlhaar cuenta las vivencias en la metrГіpolis como BerlГ­n. AcГЎ abundan los rincones inaccesibles para las discapacitados pero AdemГ­ВЎs los consumidores joven con la que relacionarse. El sexo es Algunos de los aspectos sobre su vida acerca de los que Gehlhaar habla sin tapujos.

“Me han preguntado demasiado En Caso De Que podría tener relaciones sexuales”: dice Gehlhaar. “Yo veo que la sexualidad resulta una pieza de mi vida, Por qué desmentir esa pieza por el simple hecho de permanecer discapacitada? Elaborar eso resulta una tontada. Soy una alma y, como cualquier otra, tengo exigencias sexuales: las mismas que cualquier ser que tenga hormonas”, aclara.

Gehlhaar ha respondido en abundancia sobre situaciones a la pregunta: “Puedes tener sexo?”. En guasa, puede hablar de que la novia, de tener sexo, “suele bajarse sobre la silla, pero no siempre”. Le ha tocado dar explicaciones hookupdates.net/es/mingle2-opinion a colegas, desconocidos y: más recientemente: a periodistas en estudios de radio y platós sobre tele.

“SIMPLEMENTE TÓMAME”

En su ejemplar cuenta que permite unos diez años de vida: al poco sobre alcanzar a Berlín: en la primera cita que tuvo con una ginecóloga en la capital germana, la doctora no salía sobre su asombro cuando Gehlhaar pidió emprender a recibir la pastilla anticonceptiva distinta a la que acostumbraba. “Está usted entonces en posición de tener relaciones sexuales?”: preguntó la ginecóloga: para sorpresa sobre la joven. “Reí extremadamente elevado por exteriormente y no ha transpirado lloré por dentro”: cuenta Gehlhaar en su texto sobre “historias de el aniversario a jornada sobre una mujer en silla de ruedas”.

Con ligues además le ha pasado. La noche en la cual Gehlhaar terminó yéndose a casa con un chico con el que había quedado en principio de recibir alguna cosa: permaneciendo los dos debido a en la cama, él preguntó: “y no ha transpirado ahora qué hacemos?”. La novia respondió, aun sabiendo que el novio se refería a cómo proseguir inclusive el final aquella noche de sexo eventual, “No me digas que es tu primera vez?”. Luego de estas risas: la novia le terminó diciendo: “Simplemente tómame”.

Gehlhaar no se cansa sobre subrayar que usar la silla sobre ruedas para desplazarse nunca cambia de ninguna cosa el sexo. “La genial ‘novedad’ podrГ­В­a ser el sexo con discapacidad serГ­В­a lo mismo que desprovisto discapacidad. Estriba en eso: tener sexo: regresar al orgasmo y no ha transpirado por lo tanto uno debido a posee lo que buscaba, ya puede uno irse a su morada o darse la giro desplazГЎndolo hacia el pelo dormir”, Conforme la mozo escritora desplazГЎndolo hacia el pelo bloguera.

Su exposición pública ha crecido con la aparición de su texto. Éste ya va por su segunda edición. Verse nuevamente respondiendo a dudas sobre su sexualidad le llevan a discurrir cosas en la sociedad alemana. “Por qué debe yo hablar más acerca de este asunto que una diferente alma sexualmente activa?”, plantea. “Creo que hay alguna cosa dificultoso en la humanidad cuando yo tengo que hablar más de sexo”: añade.

POLÉMICA POR LA CONCURSO SEXUAL

SintomГЎticas resultan igualmente las airadas reacciones vividas en el debate pГєblico de principios de anualidad cuando la diputada de las Verdes Elisabeth Scharfenberg, portavoz en el Bundestag de la formaciГіn ecologista Con El Fin De polГ­ticas sobre audiencia sanitaria: se mostraba a favor de el desembolso sobre dinero pГєblico en la asistencia sexual a usuarios discapacitadas.

En una interviú con el habitual conservador Die Welt la novia veía “concebible el asesoramiento desplazándolo hacia el pelo, si externamente preciso: el auxilio financiero de los ayuntamientos Con El Fin De la colaboración sexual de esas individuos que lo necesitaran”. Según explica Scharfenberg a EL ESPAÑOL, las discapacitados “a menudo podemos encontrar en la ocasión de nunca alcanzar vivir plenamente su sexualidad”.